Fotos de la Jornada

Jornada Anual ASSET Barcelona | 12 de junio de 2019

PROGRAMA DE LA JORNADA


Leer noticia en Economía de Hoy »
Leer noticia en Alto Directivo »
Leer noticia en RRHH Digital »

Conclusiones de la Jornada Anual de la Asociación Española de Financieros de Empresa en Barcelona

ASSET analiza el perfil del director financiero y los retos de futuro que suponen las nuevas tecnologías en la jornada anual celebrada en Barcelona.

Margarita Álvarez, fundadora del Observatorio de Innovación en el Empleo, sitúa a las personas en el centro de la transformación digital y resalta el papel del CFO para liderar el cambio en las compañías.

El evento de referencia del año para los financieros ha contado con la ponencia de David Cano, Director General de AFI y tres paneles de análisis con directivos de empresas de primer nivel como Sothis, PwC, CaixaBank y American Express.

Barcelona, jueves 13 de junio de 2019.- La jornada anual de la Asociación Española de Financieros de Empresa (ASSET) ha girado en torno a la ‘Dirección Financiera 4.0’. Más de 300 asistentes han acudido al evento de referencia del año para los financieros que ha tenido lugar este miércoles en el Auditorio Torre Telefónica de Barcelona.

Bajo el título ‘Visión Actual Económica’, David Cano, socio de Analistas Financieros Internacionales (AFI) ha realizado una completa radiografía del entorno económico-financiero a nivel global.  Cano ha analizado los principales factores de riesgo a tener en cuenta por los directores financieros en un futuro inmediato en el ámbito de la política, la economía, las divisas y los mercados. En esta línea, ha alertado que “a pesar del crecimiento superior al esperado en el primer trimestre de 2019, la UME presenta riesgo claro de debilidad”

Mayte Cosme, Financiera Senior en Sothis, ha liderado el primer panel de la jornada titulado ‘La transformación en la tesorería. Impactos principales’ que ha pivotado sobre cuatro ejes claves: PSD2 (regulación europea en los servicios de pagos digitales); Supply Chain Finance (soluciones financieras que dan soporte a los diferentes socios comerciales que intervienen a lo largo de una cadena productiva); FX y el cambio de juego en el mercado de divisas con la aparición de las FinTech y la tendencia al alza de las inversiones sostenibles.

También han participado en este panel Antonio Pulido, Comanaging Partner de DFSC; David Anglés, Head of Marketing Iberia de Allianz; David Llena, Director de Servicios Operativos Bancarios y Responsable de Pagos GSD CUSA y Karl Bödding, Director para España de CFLOX.

El segundo panel, titulado ‘Digitalización modelos de negocio’, ha sido conducido por Francisco Juan Sanchís, Director de PwC, quien ha afirmado que “la digitalización representa una oportunidad para que la función financiera aporte más valor, tanto estratégico como tecnológico a las empresas y ayude en la toma de decisiones”.

La mesa redonda ha servido para explorar la incidencia de la digitalización en la dirección financiera y ha contado con la participación de Gabriel Bové, Director Servicios Corporativos Compartidos de THE GB FOODS; Jorge Cosme, CFO de SUEZ SPAIN; Josep Maria Garcia, CFO de SABA y Maria Cecilia Ghezzi, GBS Director Iberia, Italia & Grecia de DANONE.

Jornada ASSET BarcelonaEl último panel, ‘Liderazgo en la transformación de las empresas: Dirección Financiera 4.0’ ha puesto sobre la mesa los aspectos de la economía digital que suponen un desafío para la organización y que están impactando más directamente en la dirección financiera. “El Director Financiero ha pasado de ser ‘el mago de los números’ a ser la persona encargada de aportar ideas”, ha asegurado Francisco Rodríguez, Director Centro Grandes Empresas Barcelona de Caixabank.

Victor Vera, Director Territorial Grandes Cuentas Cataluña en ORANGE; Juli Tecles, Financial Manager en BORGES INTERNATIONAL GROUP; Carlo Narbone, CFO del Grupo Simon y Montserrat Pons-Miquel, Director Finance and Administration Iberia de BASF han completado el panel explicando proyectos implementados con éxito en sus compañías.

Margarita Álvarez: “las personas deben estar en el centro de la transformación”

Margarita Álvarez, nombrada por la revista Forbes como una de las 50 mujeres más poderosas de España y elegida tres años consecutivos como una de las 100 mujeres más influyentes de España, protagonizó la ponencia ‘liderazgo en la transformación digital’.

Margarita Álvarez Jornada ASSET BarcelonaÁlvarez, quien fue presidenta del Instituto de la Felicidad de Coca-Cola y ha ocupado altos cargos en diferentes multinacionales, ha defendido que “la transformación digital va más relacionada con las personas, con los métodos de trabajo, los hábitos y la cultura empresarial que con la tecnología”. En este sentido ha destacado que “debe ser la primera línea de la empresa, en la que se incluye la dirección financiera, la que debe liderar y apostar por la transformación digital”.

La fundadora del Observatorio de Innovación en el Empleo ha descrito al líder como “una persona que conoce el camino, que lo recorre y lo enseña a los compañeros. Un buen líder debe permitir el error, conceder autonomía, tener capacidad de analizar la situación y visión para fijar la estrategia a seguir”.

Luis Calaf, Secretario General de ASSET, ha cerrado la jornada agradeciendo la alta participación y asegurando que “el Director Financiero 4.0 al que ASSET quiere acompañar y ayudar a construir debe tener cuatro características: visión de negocio, perfil ejecutor, visión de gestor y capacidad tecnológica”.

La jornada ha sido patrocinada por CaixaBank Empresas, junto a Allianz, American Express, Basware, Cesce, CFLOX, Exalog, Expense Reduction Analysts, Kyriba, PwC, Sage y Sothis con la colaboración de Manager Focus y Tesoreria.com.

Jornada Anual ASSET 2019
BARCELONA, 12 de junio


El evento de referencia del año para los financieros


A todas las personas relacionadas con el departamento financiero de las empresas.


Agenda

 

 

13:00

Recepción y Brunch

14:15

Apertura
Luis Calaf, Secretario General de ASSET
Carlos Gramunt, Director Empresas –Territorial Barcelona Caixabank

14:30

Visión Actual Económica
David Cano, Director General de Afi. 

15:10

Panel 1: La transformación en la tesorería. Impactos principales
SCF, PSD2, FX, Sostenibilidad
Liderado por Mayte Cosme, Financiero Senior en Sothis.
Participan:
Antonio Pulido, Comanaging Partner de DFSC
David Anglés, Head of Marketing Iberia de ALLIANZ
David Llena, Director de Servicios Operativos Bancarios y Responsable de Pagos GDS CUSA
Karl Bödding, Director para España de CFLOX

15:40

Networking – Coffee esponsorizado por Expense Reduction Analysts

16:30

Panel 2: Digitalización modelos de negocio- Incidencia en la dirección financiera
Liderado por Francisco Juan Sanchís, Director de PwC. 
Participan:
Gabriel Bové, Director Servicios Corporativos Compartidos de THE GB FOODS
Jorge Cosme, CFO de SUEZ SPAIN
Josep Maria Garcia, CFO de SABA
Maria Cecilia Ghezzi, GBS Director Iberia, Italia & Grecia de DANONE

17:00

Panel 3: Liderazgo en la transformación de las empresas: Dirección Financiera 4.0 
Liderado por Francisco Rodriguez, Director Centro Grandes Empresas Barcelona de Caixabank.
Participan:
Victor Vera, Director Territorial Grandes Cuentas Cataluña en ORANGE
Juli Tecles, Financial Manager en BORGES INTERNATIONAL GROUP
Carlo Narbone, CFO del Grupo Simon
Montserrat Pons-Miquel, Director Finance and Administration Iberia de BASF

17:30

Diálogo con Margarita Álvarez: Liderazgo en la transformación digital 
Presentado por Juan Francisco Castuera, Director General de Global Commercial Services de American Express España. 

18:00

Clausura





CALENDARIO

 

 


Barcelona

 

 

12 de junio de 2019
De 13:00 a 18:00 h

AUDITORIO TORRE TELEFÓNICA DIAGONAL 00
Plaça d’Ernest Lluch i Martin, 5
08019 BARCELONA



Speakers

 

 

 

David Cano Martínez

Director General de Afi, Inversiones Financieras Globales, EAFI.
Desde su incorporación a Afi en 1998 se ha centrado en el análisis económico y de mercados.
Actualmente dirige la filial del Grupo especializada en el asesoramiento en gestión de patrimonios, fondos de inversión y fondos de pensiones. Asesor de cabecera de algunas de las principales multinacionales españolas en gestión y coberturas del riesgo de tipo de cambio y de interés.
Coautor de numerosos libros de economía y artículos sobre política monetaria, mercados financieros y finanzas empresariales.
Profesor de los más prestigiosos centros de postgrado en finanzas españoles y colaborador habitual en medios de comunicación especializados.


La Financiera El Corte Inglés registró un beneficio de 66 millones de euros durante 2018, un 13% menos respecto a 2017, tal y como está reflejado en las cuentas anuales de Santander, propietario desde 2013 del 51% del capital. El 49% restante se mantiene en manos de El corte Inglés.

Esta sociedad se encarga de financiar las compras de los clientes del grupo de grandes almacenes, ya sea a través de la tarjeta de compra de El Corte Inglés o de los planes de financiación que la compañía ofrece para sufragar las compras o los viajes realizados por sus clientes, también en las estaciones de servicio de Repsol en España y Portugal.

Según datos de la distribuidora, cerca de 11 millones de personas cuentan con esta tarjeta, y alrededor del 41% de las ventas totales realizadas en sus tiendas eran financiadas a través de las diferentes opciones disponibles en sus centros comerciales y agencias de viajes. Según consta en el folleto de los bonos emitidos por El Corte Inglés en septiembre, la compañía presidida por Jesús Nuño de la Rosa recibió unos dividendos de 37 millones de euros en el ejercicio 2017, que finalizó el 28 de febrero de 2018, cuatro más que en el anterior.

Por su parte, Financiera El Corte Inglés generó un margen de intereses (la cifra de negocios en las entidades financieras) de 80 millones en su último ejercicio completo disponible en el Registro Mercantil.

Además, esta filial es la depositaria de uno de los principales activos que tiene El Corte Inglés: los datos de sus clientes. «Su base de datos es una herramienta excepcional para crear soluciones de financiación instantáneas para nuestros clientes con un riesgo de crédito limitado. Creemos que un acceso inmediato y fácil a soluciones de financiación flexible es una ventaja competitiva para El Corte Inglés frente a otros retailers físicos», afirma la compañía en ese folleto. «También nos da una gran cantidad de datos de nuestros clientes, como información de sus preferencias sobre una mplia gama de productos y servicios. (…) El análisis de esa información nos ayuda a identificar nuevas oportunidades de negocio, para diseñar y racionalizar nuestra estrategia de promociones y publicidad, y para mejorar la propuesta de valor a nuestros clientes».

Los pasado días 30 de enero y 14 de febrero se celebraron en Barcelona y Madrid los primeros Foros Anuales de la Comisión Operativa de Tesorería Transaccional.

Con la gran ayuda de KPMG como consultora de referencia en tesorería transaccional y partner de ASSET en la Comisión Operativa, se revisaron 4 temas de gran interés y actualidad: Supply Chain Finance, PSD2, FX y Digitalización Transaccional.

Los 4 paneles se desarrollaron de una forma muy dínamica con preguntas y respuestas cortas que ayudaron a la audiencia a entender mejor la temática y la situación actual de cada uno de los puntos tratados.

En los paneles se contó con la ayuda de todo tipo de profesionales financieros, participando grandes entidades financieras (BBVA, Santander y HSBC), fintech (Billib, Cflox, 360T, Kantox y Barrabés), empresas de software financiero (Sage, Kyriba y Swift) y Asesores Financieros (DFSC, Digital Finance, Sstrategy, Innova Valley y el propio KPMG).

A continuación os presentamos un pequeño resumen visual que os permitirá hacer un repaso del evento:

La entrada Foro Anual de Tesorería Transaccional se publicó primero en Asociación Española de Financieros de Empresa – ASSET.

La banca española apuesta por SWIFT gpi como solución de pagos internacionales para sus clientes.

SWIFT gpi ofrece un servicio rápido de pagos internacionales, con seguimiento en tiempo real, trazabilidad y transparencia en las comisiones bancarias y los tipos de cambio

Madrid, 25 de Febrero 2019. Seis bancos españoles han adoptado el servicio de pagos internacionales gpi de SWIFT, una iniciativa que proporciona una herramienta que mejora enormemente la experiencia de pagos a sus clientes al aumentar la velocidad, la transparencia y seguimiento de los pagos internacionales de extremo a extremo.

Banco Sabadell, Banco Santander, Bankinter, BBVA, Caixabank y Grupo Cooperativo Cajamar, por orden alfabético, que en conjunto representan cerca del 85% por ciento de los pagos internacionales en España, ya operan con el servicio de pagos SWIFT gpi, que se ha convertido en la nueva norma para pagos internacionales.

SWIFT gpi (global payments innovation) supone un nuevo modelo de pagos diseñado para satisfacer las necesidades y demandas de las entidades bancarias y sus clientes, que permite reducir el tiempo de procesamiento de pagos internacionales de días a minutos, incluso segundos. En la actualidad, más del 40 por ciento de los pagos gpi se abonan a los beneficiarios finales en menos de 5 minutos, y casi el 100 por cien, en menos de 24 horas, incluyendo chequeos normativos y controles de cambio de divisas.

SWIFT gpi, el mayor cambio en el ámbito de pagos internacionales en los últimos 30 años, mejora de forma drástica la experiencia del cliente al aumentar la velocidad, transparencia y trazabilidad de los pagos, facilita la conciliación y mejora la previsión y predictibilidad de la Tesorería. Para los bancos, supone reducciones de hasta un 50 por ciento en tiempo y coste de investigaciones ante errores o incidencias de procesamiento en los pagos, lo que supone una mejora adicional en la experiencia del cliente en su relación con el banco. También supone una mejora para la industria bancaria, al proporcionarle un modelo que permite cubrir las necesidades y nuevas demandas de los usuarios de forma armonizada, rápida y sencilla.

Hasta la fecha, más de 470 grupos bancarios de todo el mundo –incluidos los 60 bancos más grandes del mundo– han adoptado SWIFT gpi, y a diario se envían cerca de un millón de pagos al día, por un importe de más de 300.000 millones de dólares a través de más de 800 corredores de pagos internacionales.

“gpi supone una nueva generación de pagos transfronterizos, cubriendo las necesidades de los ordenantes y beneficiarios de los mismos. De lo que más orgullosos estamos es del valor creado para la industria. Pero lo más valioso e innovador vendrá en próximas fechas, gracias al despliegue de nuevas funcionalidades, tales como pre-validación, gestión de incidencias, o los enlaces con plataformas de comercio electrónico o pagos inmediatos que permitan mejorar más, aún si cabe, la experiencia del cliente final y la eficiencia en el procesamiento de los pagos”, indica Juan Carlos Botrán, director de SWIFT Iberia. “Desde SWIFT queremos agradecer a los bancos participantes en gpi el paso adelante en la industria de los pagos, y en especial a las entidades españolas, que han demostrado ser un icono de la innovación en la banca transaccional global”.

“El servicio de pagos internacionales GPI supone un gran avance en la experiencia con esta tipología de pagos, tradicionalmente de difícil seguimiento. Las mejoras en rapidez y trazabilidad son muy significativas. Esto, junto con la incorporación en el corto plazo de la “pre-validación”, aportan la fiabilidad y transparencia requeridas en procesos de pagos con esta complejidad”, dice Miguel Prado, Director de Tesorería de Endesa.

“Swift gpi nos permite trazar aquellas operaciones de pagos internacionales singulares (aportaciones de capital, compra sociedades,..) y confirmar en tiempo record a nuestros equipos jurídicos que la transferencia se ha completado”, en palabras de Javier Urquidi, Responsable de Tesorería del Grupo Iberdrola”.

 “La iniciativa GPI ha permitido a Banco Sabadell incorporar mayor  valor añadido en la experiencia de sus clientes, gracias a la solución propuesta por SWIFT, aumentando la rapidez en la gestión y proporcionando transparencia y trazabilidad de sus transferencias, aspectos que los Clientes valoran notablemente . La aceptación en nuestra entidad ha sido también muy positiva al ofrecer a todas las áreas del banco visibilidad en sus operaciones y autonomía para conocer el status de las mismas. Banco Sabadell seguirá desarrollando junto a SWIFT las futuras funcionalidades que la herramienta GPI nos brindará siempre en la línea de ir incrementando el Buen Servicio a los Clientes”, en palabras de Carlos Dalmau, Director de Soluciones Internacionales en Banco Sabadell.

“Transparencia, simplicidad, innovación y compromiso. Es a través de estos cuatro ejes que SWIFT gpi nos permitirá afianzar las relaciones con nuestros clientes al ofrecerles una cada vez mejor experiencia en sus transferencias internacionales. En Santander Corporate & Investment Banking, seguimos liderando y apoyando la adopción de esta iniciativa porque estamos convencidos de que nos permitirá ofrecer un servicio diferencial a nuestros clientes”, explica Stéphanie Rodriguez Aniorté, Head of Product – Global FI GTB, Santander Corporate & Investment Banking.

“En Bankinter pensamos que los cobros y pagos internacionales avanzan inexorablemente hacia la operativa en tiempo real, como ya está ocurriendo en las transacciones domésticas, por eso para nosotros este servicio es prioritario como entidad especializada en comercio exterior”, expone Jorge Andreo, Director de Proyectos Tecnológicos Internacionales en Bankinter.

“En BBVA hemos sido pioneros en adoptar este nuevo estándar en España, que aporta transparencia, rapidez y eficacia a los pagos internacionales lo que nos ayuda a cumplir con nuestro propósito de poner al alcance de todos las oportunidades de la nueva era. Nuestros clientes ya pueden acceder a SWIFT gpi a través de Net Cash, hacer seguimiento de sus pagos y obtener información sobre comisiones”, explica Mario Pardo, responsable global de Enterprise Solutions en BBVA.

“Para Grupo Cajamar la entrada en GPI ha supuesto una mejora relevante en la gestión de los pagos internacionales, lo que nos permite ofrecer un servicio de mejor calidad a nuestros clientes. La transparencia, rapidez y trazabilidad que GPI introduce en los pagos, dan respuesta hoy en día a las preguntas que se plantea un cliente que ha emitido una transferencia y requiere disponer de información de forma sencilla, inmediata y sin coste, algo impensable hasta ahora. El hecho de poder informarle en tiempo real, ya sea por canales tradicionales o digitales, sobre donde están los fondos o la fecha y hora de abono al beneficiario, supone un importante paso adelante. Nos sentimos satisfechos de pertenecer a lo que nos gusta denominar como “La revolución de los pagos internacionales”, en palabras de Lorena González, Gerente de Negocio Internacional en Grupo Cooperativo Cajamar.


SWIFT gpi

El servicio de innovación en pagos globales de SWIFT, SWIFT gpi, (global payments innovation) supone el mayor cambio en el ámbito de los pagos internacionales en los últimos 30 años, hasta convertirse en el nuevo estándar. SWIFT gpi mejora drásticamente la experiencia del clientes en los pagos internacionales al aumentar su velocidad, transparencia y seguimiento de extremo a extremo. Cada día se envían cientos de miles de pagos internacionales utilizando el nuevo estándar de gpi, con un valor acumulado de más de 300.000 millones de dólares. Los pagos se realizan rápidamente, generalmente en minutos, incluso segundos.
SWIFT gpi proporciona a las empresas un servicio de pagos mejorado, con características clave como:

  • Un uso más rápido y en el mismo día de los fondos dentro de la zona horaria del miembro de gpireceptor
  • Transparencia de las tarifas
  • Seguimiento de los pagos de extremo a extremo
  • Información sobre las remesas transferidas sin alteraciones

Con SWIFT gpi , la banca corresponsal, junto con las fintechs y las empresas, entre otros, están eliminando los problemas y reduciendo los costes asociados a los pagos internacionales de forma colectiva. Desde su lanzamiento en enero de 2017, gpi ha mejorado de forma drástica la experiencia de pagos internacionales a las empresas en más de 800 corredores de países. Entre las principales características de SWIFT gpi se incluyen reglas de negocio mejoradas y una base de datos de seguimiento segura en la nube, accesible a través de APIs. El desarrollo de nuevos servicios gpi se realiza de forma sistemática con la comunidad de miembros de gpi y se extiende a la creciente red de bancos.
Gracias a SWIFT gpi, las empresas pueden hacer crecer su negocio internacional y lograr una mayor eficiencia en la gestión de tesorería. En general, más del 50 por ciento de los pagos se abonan a los beneficiarios finales en un plazo de 30 minutos, y casi el 100 por cien de los pagos, en un plazo de 24 horas.
Además de las más de 470 entidades financieras que han adoptado gpi, más de 55 infraestructuras del mercado de pagos ya están intercambiando pagos gpi, lo que permite el intercambio y seguimiento a nivel nacional. Las infraestructuras del mercado de pagos desempeñan un papel fundamental a la hora de facilitar el seguimiento de extremo a extremo de los pagos internacionales, ya que, en cuanto esos pagos llegan al país de destino, por lo general se compensan a través de infraestructuras de pago locales.

SWIFT

SWIFT es una cooperativa de propiedad global y el principal proveedor mundial de servicios de mensajería financiera segura. Proporcionamos a nuestra comunidad una plataforma de mensajería y estándares para la comunicación, y ofrecemos productos y servicios para facilitar el acceso y la integración, la identificación, el análisis y el cumplimiento normativo.
Nuestra plataforma de mensajería, productos y servicios conectan a más de 11,000 entidades bancarias y de valores, infraestructuras de mercado y clientes corporativos en más de 200 países y territorios. Aunque SWIFT no tiene fondos ni gestiona cuentas en nombre de los clientes, hacemos posible que nuestra comunidad global de usuarios se comunique de forma segura e intercambie mensajes financieros estandarizados de una manera fiable, apoyando así los flujos financieros globales y locales, así como el comercio y la industria en todo el mundo.
Como su proveedor de confianza, perseguimos sin descanso la excelencia operativa; apoyamos a nuestra comunidad en la lucha contra las ciberamenzas; y buscamos continuamente formas de reducir costes y riesgos, y eliminar las ineficiencias operativas. Nuestros productos y servicios apoyan las necesidades de acceso e integración
de nuestra comunidad, inteligencia de negocio, datos de referencia y cumplimiento de la normativa sobre delitos financieros. SWIFT también reúne a la comunidad financiera –a nivel global, regional y local–, para dar forma a las prácticas de mercado, definir normas y debatir temas de interés o preocupación común. El plan estratégico SWIFT2020, desafía a SWIFT a seguir invirtiendo en la seguridad, la fiabilidad y el crecimiento de su plataforma central de mensajería, a la vez que realiza inversiones adicionales en los servicios existentes y ofrece soluciones nuevas e innovadoras.
Con sede en Bélgica, el gobierno y la supervisión internacionales de SWIFT refuerzan el carácter neutral y global de su estructura cooperativa. La red global de oficinas de SWIFT garantiza una presencia activa en los principales centros financieros.
Para más información, visite www.swift.com o síganos en Twitter: @swiftcommunity y LinkedIn: SWIFT

La entrada La banca española adopta SWIFT gpi como estándar de pagos internacionales se publicó primero en Asociación Española de Financieros de Empresa – ASSET.

Máximo SantosMiranda / Group Treasurer

Con bastante frecuencia escuchamos en las noticias que Estados Unidos, la Unión Europea o las Naciones Unidas han impuesto o están negociando la imposición de sanciones a un determinado Estado o a las autoridades de un determinado país o incluso a un sector productivo concreto de una Nación, por ejemplo, el sector financiero o energético.

Como nos podemos imaginar, dichas sanciones tienen impacto en los países sancionados y su huella depende de la intensidad de las sanciones, de quien sea el país u organización internacional que las impone y sobre todo de lo extendida que esté su aplicación por parte de los Estados que componen la comunidad internacional. Dichas sanciones no sólo afectan a los países, personas o sectores que son objeto de las mismas, sino que además tienen efectos muy importantes para las empresas multinacionales y para el sector financiero en general.

Las sanciones internacionales no son otra cosa que medidas de presión por parte de los Estados u organismos que las imponen con las que pretenden que aquellos sujetos que las soportan cambien su actitud como consecuencia del daño económico o incluso personal que producen.

Se trata, en definitiva, de medidas coercitivas que pretenden “reorientar” la forma de actuar de determinados sujetos de la comunidad internacional para que adapten sus comportamientos a la legalidad internacional o en algunos casos a las pautas de comportamiento que marcan las grandes superpotencias del planeta.

Las sanciones pueden ser impuestas por países concretos (Estados Unidos, Canadá, Australia, Corea del Sur…) o por organizaciones internacionales como, por ejemplo, la ONU, la Unión Europea, la Unión Africana, Asean o Mercosur. Cualquier país u organismo internacional puede imponer, en principio, sanciones, aunque dicha imposición tendrá que ser suficientemente calibrada por parte de los países u organismos que las imponen, ya que sus empresas pueden salir perjudicadas por las mismas o incluso el sujeto sancionado puede reaccionar imponiendo contra sanciones contra aquellos actores que pretenden castigarle.

Un ejemplo de lo comentado tiene que ver con las sanciones que tanto Estados Unidos como la Unión Europea impusieron a Rusia en el año 2014 como consecuencia de la adhesión de Crimea y Sebastopol a la Federación Rusa. Dichas sanciones, que se han ido modificando con el transcurso del tiempo, afectan básicamente a determinadas personas físicas, a algunas actividades de determinados sectores productivos estratégicos para Rusia como el energético o incluso se ha sancionado a alguna entidad bancaria rusa. Grandes colosos energéticos como Gazprom han visto como algunas de sus actividades están sujetas a sanciones, de forma que se ha dificultado enormemente la llegada de fondos del exterior para su financiación.

Pero ¿cómo afectan estas sanciones a los bancos?

Los bancos, y muy especialmente las grandes entidades financieras que realizan gran parte de las transacciones mundiales en divisas y que cuentan con gigantescos departamentos de compliance, verifican que las transacciones que pasan por sus manos, ya sea porque ellos inician la operación o porque actúan como bancos corresponsales, están permitidas por la legislación aplicable en materia de sanciones.

Para los bancos esto supone una carga de trabajo administrativo considerable, ya que son millones de transacciones las que son procesadas diariamente. El que estas entidades financieras no cuenten con un adecuado programa de prevención sobre sanciones les puede acarrear enormes sanciones además de una mácula reputacional considerable.

Volvamos al ejemplo de Rusia para que podamos hacernos una idea de lo que estamos hablando. Imaginemos que nuestra empresa se dedica a la exportación de alfombras españolas a Moscú y que dicha exportación se va a cobrar en euros. La operación de exportación, en este caso, no aparece sancionada por la Unión Europea ni por las Naciones Unidas, con lo que podríamos pensar que en principio su realización no llevaría acarreada ninguna acción ni por parte de nuestra empresa ni por nuestro banco. Sin embargo esto no es así, ya que el banco ruso pagador puede estar sujeto a ciertas sanciones, como sería el caso del VTB.

Por esta razón es muy probable que nuestro banco español, que recibe los fondos en euros del banco ruso, nos solicite cierta información que soporte la operación, como pudiera ser la factura de la transacción o el contrato de compra-venta, que será verificado por su departamento de compliance con el objeto de comprobar que la transacción económica cumple con la legislación internacional aplicable en materia de sanciones internacionales.

Todo ello no sólo supone cargarnos de un mayor trabajo administrativo tanto a empresas como a entidades bancarias, sino que además puede significar que los fondos tarden unos días en acreditarse en nuestra cuenta bancaria, ya que hasta que no concluya el proceso de investigación por parte del banco, éste no va a acreditar los fondos en la cuenta de la empresa.

Por lo tanto, cuando nuestra empresa decida operar o continuar sus operaciones en un país sancionado, lo primero que tendrá que verificar es que las operaciones que lleva a cabo no están sujetas a ningún tipo de limitación legal por el tema de las sanciones internacionales.

Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que las sanciones internacionales no son estáticas, sino que van evolucionando a lo largo del tiempo y se pueden ir incrementando o por el contrario pueden ir reduciéndose o incluso llegar a desaparecer. Por esta razón, es importante dar un seguimiento a su evolución para evitar problemas.

Sin embargo, una cosa es que la actividad esté permitida y otra cosa, muy diferente, es que existan bancos que estén dispuestos a llevarla a cabo. Por ejemplo, imaginemos que nuestra empresa se dedica a la importación de alimentos y que en el año 2016 decide importar azafrán iraní que tiene como gran ventaja comparativa en relación al español sus menores precios. Si bien la operación de importación del azafrán era perfectamente legal ese año, el encontrar un banco español que quisiera realizarla no era una tarea sencilla.

Los motivos por los que las entidades bancarias no quieran llevar a cabo transacciones de este tipo son diversos. En primer lugar, y como se ha mencionado anteriormente, este tipo de operativas conlleva un enorme coste para sus departamentos de compliance y es posible que las comisiones que soporta la empresa por las transferencias o por la recepción de los fondos no compense el coste que le supone al banco todo el papeleo administrativo que soporta la transacción.

Además, el banco sufre un riesgo reputacional importante, y es que a casi ninguna entidad bancaria le gusta salir en prensa subrayándose que realiza operaciones con Irán por muy legales que estas sean, sobre todo cuando desde Estados Unidos este tipo de operativa no es bien vista o es ilegal en su jurisdicción. Hay que tener en cuenta que casi todos los bancos del mundo operan en mayor o en menor medida en dólares y estos en casi su totalidad circulan a través de los bancos corresponsales por territorio norteamericano.

Junto a ello, hay que tener en cuenta que casi todos los bancos europeos tienen como accionistas significativos a empresas, fondos o planes de pensiones norteamericanos y por el efecto reputacional comentado, este tipo de instituciones no suele querer participar en operativas con países que para cierta parte de la opinión pública norteamericana son considerados como países que conforman “el eje del mal”.

Además, han sido varios los bancos multados por las autoridades norteamericanas por contravenir la normativa estadounidense en materia de sanciones internacionales y las multas han sido considerables. Este fue el caso del banco francés BNP, cuya multa se situó en el entorno de los 9.000 millones de dólares.

Otras entidades bancarias como HSBC, ING, Credit Suisse, Barclays Bank, UBS o JP Morgan también han cargado con multas notables por este tema. Por esta razón, muchas entidades bancarias deciden no operar con determinados países por mucho que la operación empresarial sea perfectamente lícita. Este hecho supone una carga adicional que los países sancionados deben soportar y que las empresas que operen con ellos tienen que valorar.

Por todo lo señalado hasta ahora y a modo de conclusión, las empresas que decidan expandirse internacionalmente tienen que tener muy presente qué son las sanciones internacionales y cuales son las consecuencias que éstas tienen en su operativa mercantil.

La vulneración de las sanciones internacionales por parte de las empresas tiene múltiples consecuencias: en primer lugar, su imagen puede resultar muy dañada y en segundo lugar su vulneración puede dar lugar a importantes multas que incluso pueden llegar a conducir a que la empresa deje de ser viable económicamente.

El régimen de sanciones no es algo estático, sino que evoluciona con el tiempo. Los países sancionados van cambiando al compás de la realidad internacional, como también varía la intensidad de dichas sanciones. Por esta razón las empresas multinacionales tienen que estar permanentemente informadas del régimen de sanciones aplicables.

En este sentido, si una empresa firmara contratos en países que pudieran estar sujetos a sanciones internacionales en el futuro, debería preverse este extremo en el clausulado del mismo, con el objeto de interrumpirse, si fuera el caso, la relación comercial como consecuencia de la imposición de sanciones.

Destacar que las triangulaciones con el objeto de vulnerar las sanciones internacionales están igualmente prohibidas y su puesta en marcha trae las mismas consecuencias que su infracción directa. Este sería el caso de la venta, por ejemplo, de tecnología susceptible de uso militar a un tercer país con el objeto de que éste la reexporte a un país que soporta por parte de la Unión Europea limitaciones a la importación de este tipo de tecnología. La triangulación daría lugar, en principio, a una operación lícita pero que tiene por única finalidad infringir la normativa de sanciones, utilizando a una empresa de un tercer país como mero instrumento.

A modo de conclusión se puede indicar que todo lo referente a las sanciones internacionales es un tema muy complejo, ya que ni la legalidad es siempre clara y los aspectos reputacionales son en muchos casos más determinantes que los legales a los efectos de concluir una operativa determinada.

Queremos dar las gracias a  TAyA  por su ayuda para poder tener este artículo.

La entrada Las sanciones internacionales: consecuencias en bancos y transacciones de tesorería se publicó primero en Asociación Española de Financieros de Empresa – ASSET.

El clima geopolítico mundial es el más peligroso en décadas. La crisis de Venezuela es el último botón de muestra. Pero hay otras diez predicciones de alto voltaje.

El conflicto político, económico y social en Venezuela ha irrumpido a los asuntos más sensibles de las agendas diplomáticas de todo el planeta a las pocas semanas de comenzar 2019. El riesgo de que la doble legitimidad presidencial de Nicolás Maduro y Juan Guaidó, que ha conseguido el reconocimiento de las grandes potencias europeas como jefe del Estado venezolano, puede traer consigo una contienda civil de consecuencias devastadoras para un país con la economía en quiebra, graves problemas de abastecimiento de productos básicos, una hiperinflación de proporciones millonarias en la relación porcentual de la cesta de la compra, y una divisa sobre la que se desconoce su valor exacto desde hace años tras varias mega-devaluaciones. Pero el escenario de alta tensión en el Caribe -se habla sin tapujos de intervención militar auspiciada desde EEUU- es, tan sólo, uno de los riesgos latentes que va a deparar este año en el que, según la consultora Eurasia, se va a vivir peligrosamente.

Cada año, esta firma desvela su clasificación de puntos y asuntos candentes del planeta. Entre los temas de elevado voltaje, los expertos de Eurasia mencionan el tsunami abierto por EEUU en la OTAN, a cuenta de la financiación de la Alianza Atlántica, los cambios estratégicos que, por decisión expresa de la Casa Blanca, han pasado a ser prioritarios y los que se han aparcado o han sido relegados a un limbo -como Ucrania o las reivindicaciones de las repúblicas bálticas frente a Rusia- y las nuevas ínfulas armamentísticas de las tres grandes potencias nucleares -EEUU, Rusia y China-, con ruptura de tratados de desarme atómico, de misiles de medio y largo alcance y con multimillonarios desembolsos presupuestarios para modernizar sus ejércitos e incorporar innovadoras armas de alta sofisticación. También alertan del deterioro de las relaciones entre Pekín y Washington. De la incertidumbre sobre las elecciones presidenciales en Nigeria, del creciente número de países que han abrazado a gobiernos de tinte populista y autoritario, de la proliferación de ciberataques indiscriminados a instalaciones gubernamentales, infraestructuras o redes de abastecimiento, además de a empresas, y del peligro de fractura de la UE.

Estas son sus diez predicciones de mayor riesgo global, por orden decreciente de gravedad.

1. Falta de liderazgo mundial

La toma de decisiones desde las altas jerarquías de las naciones más poderosas del planeta o se han relegado o no han logrado consumar su eficacia. El sistema multilateral brilla por su ausencia. Y las semillas que se han sembrado como alternativa a esta arquitectura institucional, donde se dirimían los problemas en busca de consenso, no germinan. El futuro, a su juicio, no depara demasiados buenos augurios precisamente. El panorama de la UE, de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y de otros organismos multilaterales como el FMI, el Banco Mundial o la ONU, no es muy halagüeño. Como tampoco los lazos entre EEUU y China, ni entre Rusia y sus vecinos, especialmente sus ex repúblicas más próximas a Europa.

2. Relaciones EEUU-China

Hubo un tiempo en el que Washington y Pekín asumieron que la mejor forma de gestionar su rivalidad en todos los terrenos era mediante el mantenimiento de unos lazos de colaboración lo más amigables posibles. Funcionó durante décadas. Pero, ahora, esta entente cordiale se ha esfumado. Esta transformación en el tablero de ajedrez global se ha de consignar, sobre todo, en el debe de la Administración Trump. La confrontación se inició casi desde la asunción del cargo del presidente estadounidense. En el orden geoestratégico, con un discurso beligerante para frenar la expansión territorial de China por su costa marítima del sur, y luego, en el terreno comercial, abriendo una guerra tarifaria sin precedentes. Este viraje se va a ampliar, además, a áreas como la tecnología, la economía y la seguridad, auguran los expertos de Eurasia.

3. Ciberataques de guante invisible

El pistoletazo de salida de la competición por el liderazgo de la digitalización ha aumentado el nivel de riesgo de terrorismo en la red. Por primera vez, los servicios secretos de EEUU reconocen que tendrán que emprender esfuerzos denodados por tratar de contener esta amenaza. A través de una multiplicidad de canales e instrumentos. Algo que apunta a la necesidad de crear un sistema efectivo contra el ciberterrorismo en la esfera mundial. Si no se quiere entrar en una guerra cibernética en toda regla.

4. Populismo europeo

Con las elecciones al Parlamento Europeo a la vuelta de la esquina, el próximo mes de mayo, los euroescépticos de formaciones de derecha e izquierda van a obtener, según los sondeos, más escaños que nunca. En el pasado, estos partidos ganaron apoyos entre los detractores de las políticas de la UE. Pero, ahora, sus correligionarios desean acabar con las reglas de juego de la Unión. La impredecible influencia de todos estos grupos que obtendrán representación en la Eurocámara mermará la habilidad de Europa en el futuro. Con un elevado riesgo de quiebra institucional.

5. Deterioro de la gran potencia mundial

El escenario que se avecina de puerta adentro en EEUU será dramático. Una situación próxima al caos. Con un proceso de impeachment contra el presidente que sobrevuela el Capitolio, aunque se mantenga en estado latente, pero con una excesiva volatilidad política en un país muy dividido ideológicamente y con señales nítidas de que la actividad económica y el clima inversor y bursátil puede lapidar el actual ciclo de negocios y conducir a una nueva recesión.

6. Interrupción de la innovación digital

Los investigadores de Eurasia auguran una reducción del capital humano y financiero dirigido durante el último lustro al desarrollo tecnológico. Dicen que se desencadenará un periodo invernal sobre la tecnología. Mencionan tres factores: riesgos sobre la seguridad de las naciones más evolucionadas en la Revolución Digital 4.0, que caerán en la tentación de minimizar su exposición a firmas abastecedoras del exterior; una oleada de preocupación por la privacidad, que traerá consigo un endurecimiento regulatorio sobre cómo podrán los ciudadanos usar sus datos personales; y una inquietud económica por proteger a sus grandes firmas multinacionales del área tecnológica.

7. Nuevo orden global

La elección de Donald Trump acabó con largas décadas de compromiso de la Casa Blanca con el liderazgo estadounidense del orden posterior a la Guerra Fría. Pero, con su nombramiento, el dirigente estadounidense ha reunido a una coalición de disconformes con el sistema multilateral que ha regido los destinos del mundo en tiempos recientes. Eurasia cree que su pretensión es acabar con este modus operandi. Desean enterrar el orden global. Y todos ellos contribuirán a generar más tensiones geoestratégicas.

8. México

Su nuevo presidente, Andrés Manuel López Obrador, acumula un poder y un control sobre el sistema político nunca visto en México desde la década de los noventa del siglo pasado. Su idea de hacer México grande de nuevo significa volver a los años sesenta y setenta. Con mayor gasto estatal, más intervencionismo y menos políticas de igualdad. Hasta ahora, México se había instalado en un ciclo contrario al del resto de naciones de América Latina. Tanto en el orden económico, como político. Con una calificación baja de riesgo institucional. Pero este año, su escenario nacional ha empeorado y se sitúa por debajo de sus vecinos del Hemisferio Sur.

9. Ucrania

El presidente ruso, Vladimir Putin, ve Ucrania como un territorio vital para revitalizar su esfera de influencia. Su deseo es atraerla de nuevo a su órbita política, cultural e histórica. La que se quebró sin remedio tras la revolución del Maidan, entre 2013 y 2014. Putin considera que el Kremlin debería tener un peso determinante en el futuro de Kiev. Una pretensión que, a buen seguro, incidirá en las elecciones presidenciales de marzo y propiciará una dura campaña electoral. La interferencia efectiva de Rusia en Ucrania dependerá del grado de apoyo social que tendrán los candidatos al Parlamento ucraniano próximos al círculo de Putin.

10. Nigeria

La segunda potencia del África Subsahariana, tras Sudáfrica, se enfrenta a la cita con las urnas más delicada desde su transición a la democracia, en 1999. Los electores decidirán, a buen seguro, entre el presidente Muhammadu Buhari, un político ya anciano y enfermo, al que la tecnología, la creatividad, el talento o la modernización de la industria petrolera del país le resulta un obstáculo al arraigo cultural y la idiosincrasia social, lo que cronifica los problemas de la nación. Y el ex vicepresidente Atiku Abubakar, sobre el que pesan numerosas acusaciones de corrupción.

Los expertos de esta consultora ponen bajo asterisco su diagnóstico sobre el Brexit. Desconocen el alcance del proceso de divorcio entre Reino Unido y la UE. Porque, después de tres años desde el referéndum, casi todas las alternativas sobre la salida británica de las instituciones europeas siguen siendo posibles por la encrucijada política en la que se encuentra la primera ministra, Theresa May.

La entrada Los riesgos geoestratégicos globales se agolpan en 2019 se publicó primero en Asociación Española de Financieros de Empresa – ASSET.

Mucho se ha hablado en los últimos meses del riesgo de que la economía de EEUU entre en recesión. La elevada duración del actual ciclo expansivo (el más prolongado de su historia), el endurecimiento de la política monetaria de la Fed, la fortaleza del USD, la tensión comercial con China y, más recientemente, el cierre del Gobierno, han sido los argumentos esgrimidos para anticipar una caída del PIB. La reducción de la pendiente de la curva de tipos de interés o la cesión de la bolsa en el último trimestre de 2018 han sido otros “apoyos” adicionales para defender el escenario contractivo.

Sin embargo, los indicadores económicos no han acompañado esa tesis y EEUU sigue creciendo a tasas del orden del 2,5%. Y, lo que es más relevante, se mantiene la previsión de que el PIB crezca a ese ritmo en el conjunto de 2019. Además, que la Reserva Federal haya alterado su mensaje, anticipando que ya estamos en el final de las subidas de tipos, así como el favorable saldo de los beneficios empresariales (con reflejo en el S&P 500 y Nasdaq) ha enfriado cualquier “termómetro de la recesión”.

Mientras, es el Área euro el que ha mostrado claros síntomas de debilidad, de tal forma que ha dibujado prácticamente un ciclo completo en los últimos 12 meses. Hace un año reconocíamos la sorpresa positiva; en verano, advertíamos de la pérdida de pulso; y ahora, del riesgo de recesión. Un cambio en la coyuntura cíclica de la UME que se refleja, por ejemplo, en la evolución de la TIR del bono alemán a 10 años. Tras el repunte, que lo llevó a situarse en la zona del 0,60%, ha vuelto a caer con intensidad, hasta la cota del 0,10%, un claro reflejo del temor a que la zona euro entre en recesión.

Resulta muy preocupante que el PIB de la UME haya perdido dinamismo en estos meses, dado que no se ha endurecido ni la política monetaria ni fiscal, ni tampoco se ha apreciado el euro. Más bien al contrario: las condiciones siguen siendo claramente expansivas. ¿Acaso se ha producido un shock externo? Esta puede ser la razón en el caso de Alemania, la economía más abierta del Área euro, de tal forma que es la más afectada por la caída del comercio mundial. Y, desde luego, la pérdida de dinamismo del sector automoción ante las dudas “regulatorias” vinculadas al medio ambiente. Este fenómeno ha afectado a toda la zona euro, desde luego, al igual que la persistente incertidumbre sobre el Brexit. Y el PIB de Francia también se ha visto lastrado por las protestas de los “chalecos amarillos”. Ahora bien, el caso más preocupante es el de Italia, que ha vuelto a la recesión. La sexta en los últimos 15 años. Sí, ¡la sexta!, lo que permite entender que su PIB esté en la misma cota que hace 20 años. Está claro que tras este balance tan decepcionante hay claros problemas estructurales. Solo la economía española mantiene el pulso. Es cierto que pierde dinamismo, pero desde cotas del 3,0%, por lo que, aunque seguimos revisando a la baja las previsiones de crecimiento, todavía se mantienen cifras superiores al 2,0%.

Con estos mimbres, la Comisión Europea (CE) ha actualizado sus previsiones de crecimiento. El avance para la zona euro se situaría en el 1,3% este año, es decir, seis décimas menos de lo esperado el pasado otoño y con un crecimiento por debajo del potencial. Por países, la mayor revisión a la baja la encontramos en Italia. El PIB aumentaría apenas un 0,2% en 2019 y 0,8% en 2020. Para Alemania y Francia, la CE prevé un avance del 1,1% y 1,3% este año, respectivamente. España persiste como la economía más dinámica con un aumento del 2,1% en 2019.

“Existe un alto grado de incertidumbre en torno a las perspectivas económicas y las previsiones están sujetas a riesgos a la baja considerables. Entre otras, el Brexit”. En este punto, las previsiones de la CE “se basan en una hipótesis meramente técnica de mantenimiento de las relaciones comerciales entre el Reino Unido y la UE de 27 Estados miembros. Esta hipótesis se adopta únicamente a efectos de las previsiones y no guarda relación con las conversaciones en curso con arreglo al artículo 50”.

En conclusión, estamos ante un claro riesgo de recesión que debe llevar al BCE a mantener la alerta: no solo debería descartar cualquier elevación de tipos y reducción del tamaño de su balance, sino también plantearse la reapertura de algún programa de estímulo monetario, como ya hizo en 2014. La reducida inflación (las previsiones contemplan un 1,4% para 2019) otorgan margen de actuación al BCE. El problema radica en que tal vez ese margen no pueda ser aprovechado, ya no solo con las medidas convencionales (repo en el 0,0% y facilidad marginal de depósito en negativo) sino tampoco con las no convencionales (inyección de liquidez a los bancos a 4 años y compra a vencimiento de activos de renta fija).

Por ello, debemos volver a pensar en la política fiscal…. ¡pero únicamente en aquellos países que tengan margen! Es decir, Alemania. Ahora más que nunca debe activar un programa de gasto e inversión pública que mitigue la actual debilidad cíclica, no solo de la UME, sino también de Alemania. ¿Y el resto de países? Reformas estructurales. Pasa el tiempo y los avances observados en Francia e Italia son nulos.

El Área euro tiene un claro problema de crecimiento, vinculado en gran medida a la incapacidad de sumarse a la ola de la innovación tecnológica, verdadero motor de la economía mundial. Y el progresivo envejecimiento de la población es otro lastre para el PIB potencial, claro. Pero no solo eso: son necesarias reformas en dos de los principales países (Francia e Italia) que permitan revitalizar un bloque económico para el que volvemos a advertir del riesgo de “japoneización”. Ese es el mensaje que nos transmite la curva de tipos de interés. Tal vez Japón se lo pueda permitir (a tenor de los niveles de riqueza, bienestar y de exigencias al gobierno sobre el estado del bienestar), pero en la UME estamos muy lejos de haberlo alcanzado. Aquí, el ciudadano pide mucho más a los gobiernos. Y no son conscientes de la imposibilidad de que éstos puedan dárselo. Al menos, con una economía como la actual. Y nadie se atreve a reconocerlo. En la UME tenemos un problema económico.

La entrada El riesgo de recesión está en el Área euro se publicó primero en Asociación Española de Financieros de Empresa – ASSET.

Todo lo que necesitas saber sobre la nueva Ley 11/2018 en materia de información no financiera y diversidad.

Ver resumen »
Descargar informe completo »

La entrada Novedades sobre información no financiera y diversidad se publicó primero en Asociación Española de Financieros de Empresa – ASSET.

J.BRUNO ARIAS PÉREZ NUEVO DIRECTOR DE LA FABRICA MICHELIN DE VALLADOLID DESDE EL 1 DE ENERO

J.BRUNO Arias Pérez nuevo director de la fabrica MICHELIN de Valladolid desde el 1 de Enero, J. BRUNO ARIAS PÉREZ HA ASUMIDO LA DIRECCIÓN DE LA FÁBRICA MICHELIN DE VALLADOLID.

Nombramiento-J.-Bruno-Arias_01

Nombramiento-J.-Bruno-Arias_01

El cambio en la dirección de la fábrica Michelin de Valladolid se ha hecho efectivo desde el día 1 de enero de 2019. Con la entrada del año, J. Bruno Arias Pérez ha asumido el cargo de Director
sustituyendo en el mismo a Mariano Arconada Calvo, quien pasa a dirigir la fábrica Michelin de Vitoria a partir del 1 de febrero. J. Bruno Arias Pérez, nacido en Salamanca, es Ingeniero Industrial por la Universidad Politécnica de Madrid. Ingresó en Michelin en el año 2000, ocupando puestos en diferentes sectores de la empresa (organización, gestión de proyectos y producción) en las fábricas de Lasarte, Valladolid y Vitoria.

Nombramiento-J.-Bruno-Arias_01

Nombramiento-J.-Bruno-Arias_01

En 2009 tuvo su primera toma de contacto con la factoría de Valladolid, donde estuvo como Jefe de Proyecto para la puesta en marcha de una nueva línea de producción de neumáticos de turismo (la primera línea automática para fabricación de neumáticos en 18 pulgadas). En 2011 se incorporó a la fábrica Michelin de Vitoria, asumiendo la responsabilidad de la Fabricación de refuerzos metálicos para el neumático. Posteriormente, en 2016, regresó a Valladolid como Responsable de Fabricación de neumáticos agrícolas, cargo que ostentaba antes de pasar a dirigir la factoría.
La fábrica de Valladolid La fábrica Michelin de Valladolid es la más reciente de las factorías del grupo en España. Inició su actividad en 1973, ocupa una extensión de 730.000 m2, con una superficie edificada de 210.000 m2, a la que hay que sumar 40.000 m2 más de jardines y otros 67.000 m2 de zonas deportivas. Tiene una plantilla de 1.757 trabajadores, además de 122 personas de las oficinas centrales de Michelin

España Portugal S.A.

La fábrica inició su andadura produciendo neumáticos de turismo para el mercado norteamericano y, desde 1975, fabrica, además, neumáticos para maquinaria agrícola. Asimismo dispone de una planta de renovado de neumáticos de camión y autobús y de una planta de mezclas de gomas que suministra producto también a la fábrica de Aranda, entre otras del grupo. En particular, en esta fábrica se producen neumáticos de turismo de gama media-alta, como los MICHELIN Primacy 4, MICHELIN CrossClimate, como la gama de neumáticos de invierno MICHELIN Alpin 6; y neumáticos agrícolas de alta gama, como el MICHELIN AxioBib o el MICHELIN EvoBib.